sesión SMASH CAKE

Este tipo de fotos de estudio se hacen a los pequeños en su primer y/o segundo cumpleaños.

El término «smash cake» significa en español «aplastar tarta«, y consiste precisamente en eso. Es una sesión de fotos muy divertida en la que se le da rienda suelta a tu pequeño o pequeña con motivo de su cumpleaños: se les da una tarta y ellos podrán jugar con ella, mancharse, reirse…

La decoración es festiva, alegre y personalizada. El objetivo en todo momento es que sea una sesión divertida para poder sacar unas fotos originales que siempre nos saquen una sonrisa cuando las veamos o las enseñemos a nuestros conocidos.

¿Quién pone la tarta?

La tarta está incluida en el precio y se puede personalizar a gusto del cliente. Toppings, color, sabor…

  • Pastel y decoración personalizada
  • 15 fotos editadas a máxima calidad
  • 1:30h de sesión
  • 1 cambio de ropa

220€

SÍGUEME EN